miércoles, mayo 10, 2006

El principio...

La noche turbia consigo trae pecaminosos pensamientos y a su lado le acompaña una lluvia intensa de juegos hormonales torturadores que provocan cada celula en mi interior cual obra shakespiriana...

Entre risas, bolsadas, abrazos y caricias, nuestros labios se tocaron y sin remedio alguno nos llevamos del momento, la magia se esparcio durante toda la noche, noche infinita para mi...

Y entre risas, blosadas, abrazos y caricias nuestros labios se tocaron y una marca en mi ha quedado, (con el permioso de lugar) como en suspenso de miniserie me atrevere a decir...

...Esta historia continuara...

1 comentario:

Anónimo dijo...

:D

...